Publicado por: Nueva Mayoria

En Venezuela se reformó la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) por "decreto con rango, valor y fuerza de ley" Nro. 8096 del 21 de marzo del 2011. Entre otras rectificaciones institucionaliza la Milicia Bolivariana (MB) como organización armada, la que no integra las FANB, pero opera conjuntamente con las mismas. La FANB está integrada por el Ejercito Bolivariano, la Armada Bolivariana, la Aviación Militar Bolivariana y la Guardia Nacional Bolivariana.

El mantenimiento de fuerzas de reserva o de milicia es común en todos los países del mundo, sin que sea exclusividad de regímenes autoritarios o democráticos, o de economías ricas o pobres. Sus capacidades y limitaciones variaran entre los distintos países, pero es difícil encontrar donde no existan, institucionalizadas o de hecho, con capacidades de combate semejantes a la de sus pares  regulares o bien bandas desorganizadas que apenas saben dispara un arma.       

Asimismo, como toda otra fuerza armada, de seguridad o policial, el empleo que se haga de la misma puede no guardar relación con el fin para el cual fue creada, si sus comandantes y jefes  violan sistemáticamente las normas constitucionales y legales, transformándolas en organizaciones criminales. 

Los críticos de la reforma han tenido dificultades en encontrar en el contenido mismo del decreto elementos que sean claramente objetables y reducen su disenso a especulaciones sobre el eventual uso de las armas y la creación de grados milicianos. Se puntualiza no obstante, el incremento de poder concreto del Presidente de la Nación en decisiones operativas y la creación del grado militar de "Comandante en Jefe", con insignias incluidas.     

Lo que puede caracterizarse como político-ideológico se encuentra en un párrafo introductorio que es común a todos los decretos presidenciales y no en el articulado, donde se expresa: "Con el supremo compromiso y voluntad de lograr la mayor eficacia política y calidad revolucionaria en la construcción del socialismo, la refundación de la nación venezolana, basado en principios humanistas, sustentado en condiciones morales y éticas  que persiguen el progreso de la patria y del colectivo, por mandato del pueblo...."   

Se establece que "La MB es un cuerpo especial organizado por el Estado Venezolano, integrado por la Milicia Territorial y Cuerpos Combatientes, destinado a complementar a la FANB en la Defensa Integral de la Nación, para contribuir en garantizar la independencia y soberanía." 

El antecedente inmediato de la MB fue la creación del Comando General de la Reserva Territorial y de la Movilización Nacional de las FANB en 2005. La idea no fue interpretada inicialmente por  los mandos militares que debían materializarla, ya que organizaron unidades de reservistas con instrucción en operaciones convencionales, que en muchos casos se encontraban en guarniciones alejadas del lugar de residencia. En realidad la idea era crear unidades locales, en particular no convencionales, de  ingenieros, comunicaciones, inteligencia, logística, etc. El modelo seguido comprende a toda la ciudadanía, de la que se requiere comparativamente moderadas exigencias individuales desde el punto de vista de la aptitud física o la capacitación militar.      

De la nueva ley debe remarcarse lo establecido en el Articulo 16, sobre que las FANB tendrán la "...posesión y uso exclusivo de armas de guerra...". Expresiones críticas de esta reforma resaltan la inconveniencia de suministrar armamento a las MB, sin embargo queda claro que las mismas se encontraran bajo la responsabilidad y por consecuencia bajo guarda de las FANB. La posesión de armamento por parte de milicianos es ampliamente publicitada en los medios visuales durante ceremonias, desfiles, o actividades de instrucción y adiestramiento, pero las mismas se desarrollan dentro de guarniciones militares y bajo el control de oficiales y suboficiales en actividad de las FANB.    

Se determina que las MB tendrán dos cadenas de mandos, una administrativa y otra operacional. Ambas son encabezadas por el Presidente de la Nación y Comandante en Jefe de la FANB. La cadena administrativa esta integrada por el Ministro del Poder Popular para la Defensa, y el Comandante General de la Milicia Bolivariana. En la cadena operacional el lugar del Ministro es ocupado por el Comandante Estratégico Operacional (CEO).  

En la actualidad el Comandante General de la MB es el General de División Gustavo Enrique Gonzalez  Lopez. El cargo que ocupa lo ubica en el séptimo lugar de la lista de precedencias protocolares de las FANB, incluso por encima  de tres oficiales que lo superan en grado. Asimismo es asesor del Presidente y Comandante del las FANB respecto a organización, equipamiento y empleo de la MB y de las FANB. 

Otro dato que evidencia la importancia asignada a las MB es que de los 143 Generales y Almirantes que ocupan cargos, 12 de ellos lo hacen en la MB (2 Vicealmirantes, 8 Generales de División y 2 Generales de Brigada).      

Desde el punto de vista operativo, entre otras funciones específicadas en la legislación, se determina que los cuatro componentes de la  FANB,  deberán brindar a las MB apoyo operacional y de transporte aéreo, terrestre o naval.  

Es necesario aclarar que el concepto Defensa Integral venezolano es definido como "El conjunto de sistemas, métodos, medidas y acciones de defensa, cualesquiera sean su naturaleza e intensidad, que en forma activa formule, coordine y ejecute el Estado con la participación de las instituciones públicas y privadas, y las personas naturales y jurídicas, nacionales o extranjeras, con el objeto de salvaguardar la independencia, la libertad, la democracia, la soberanía, la integridad territorial y el desarrollo integral de la nación."  

También se debe puntualizar que dada la vital necesidad de mantener el funcionamiento de los servicios esenciales, la administración pública, el comercio, la industria, la agricultura, etc., se estructuraron dos elementos diferenciados dentro de la misma MB. Uno se denomina Cuerpos Combatientes, que son las unidades conformadas por ciudadanos que trabajan en instituciones públicas o privadas, que de manera voluntaria son registrados, organizados y adiestrados por el Comando General de la MB, "asegurando la integridad y operatividad de las instituciones a las que pertenecen". El otro elemento se denomina Milicia Territorial, que es constituida por ciudadanos que voluntariamente se organicen para cumplir funciones de Defensa Integral de la Nación y que se registren en el Comando General de la MB para su mando y conducción. En la actualidad esta última organización pareciera desarrollar exclusivamente actividades administrativas de personal vinculadas a la estructuración fundacional de la MB.                   

La organización de la MB está integrada por el Comando General, el Segundo Comando y Jefatura de Estado Mayor, Agrupamientos, Unidades de Milicia Territorial, Cuerpos Combatientes y los órganos operativos y administrativos funcionales respectivos.  

El Comando General de la MB es el máximo órgano de planificación, ejecución y control de las actividades de la MB, siendo responsable de la organización, adiestramiento, dotación apresto operacional, funcionamiento, administración y ejecución de los recursos asignados. Este Comando cuenta con un Estado Mayor organizado en cuatro Direcciones: de Investigaciones, Entrenamiento y Doctrina, de Articulación Social, de Personal y de Moral y Luces.  

Esta última Dirección cuyo titulo despierta curiosidad es responsable de implementar el programa nacional del mismo nombre para la formación doctrinaria del personal militar que incluye materias como Cultura Energética, El Nuevo Estado Venezolano, Etica, Geopolítica de Venezuela, Seguridad, Defensa y Desarrollo Integral. Esta denominación se origina en una frase de Simón Bolivar: "Moral y luces son los polos de la República, moral y luces son nuestras primeras necesidades".        

La MB tiene como misión "Entrenar, preparar y organizar al pueblo para la Defensa Integral, con el fin de complementar el nivel de apresto operacional de la FANB, contribuir al mantenimiento del orden interno, seguridad, defensa y desarrollo integral de la Nación, con el propósito de coadyuvar a la independencia, soberanía e integración de los espacios geográficos."  

Las funciones establecidas para la MB son: 1. Alistar, organizar, equipar, instruir y "reentrenar" las unidades de la MB. 2. Establecer vínculos permanentes con la FANB y el pueblo venezolano, para contribuir en garantizar la Defensa Integral. 3. Organizar y entrenar la Milicia Territorial y a los Cuerpos Combatientes, para ejecutar operaciones de Defensa Integral. 4. Contribuir con el Comando Estratégico Operacional, en la elaboración de planes de Defensa Integral y Movilización Nacional. 5. Participar y contribuir en el desarrollo de la Tecnología e Industria Militar. 6. Orientar, coordinar y apoyar en las áreas de su competencia a los Consejos Comunales para participar en políticas públicas. 7. Contribuir y asesorar en la conformación y consolidación de los Comités de Defensa Integral de los Consejos Comunales a fin de fortalecer la unidad cívico-militar. 8. Recabar, procesar y difundir la información de los Consejos Comunales, instituciones del sector público y privado necesarios para la elaboración de los planes, programas, proyectos de Desarrollo Integral de la Nación y Movilización Nacional. 9. Coordinar con los órganos, entes y dependencias del sector público y privado, la conformación de los Cuerpos Combatientes, los cuales dependerán administrativamente de los mismos, con la misión de contribuir a la Defensa Integral de la Nación, supervisar y adiestrar los Cuerpos Combatientes, los cuales dependerán operacionalmente del Comando General de la MB. 

Cabe aclarar que los Consejos Comunales mencionados son nuevas organizaciones formadas por un mínimo de 20 familias en zonas rurales y de 100 hasta 400 en zonas urbanas, con la finalidad de favorecer la participación ciudadana directa en el  desarrollo social y económico.      

La MB se considera movilizada en tres situaciones: 1. Periodos de Instrucción para  los Cuerpos Combatientes y de la Milicia Territorial en que se realicen jornadas programadas de "entrenamiento y reentrenamiento" 2. Estados de Excepción que sean declarados de acuerdo a lo previsto por la Constitución Nacional 3. Empleo Temporal para personal de la Milicia Territorial que sea designado para ocupar un cargo de naturaleza militar por un tiempo determinado. De lo   enunciado surge que se puede contar con efectivos de la MB en servicio activo en todo momento o bien con un mínimo preaviso.   

También ha generado polémica la creación de nuevos grados militares para el personal de la MB. Se detalla que los mismos serán ejercidos por voluntarios que no pertenecen a la profesión militar pero que al ser movilizados cumplan funciones de Seguridad y Defensa Integral como militares, en la condición de: Oficiales de Milicia, Sargentos de Milicia y Milicianos. La opción de crear nuevas jerarquías, distintas a las militares, es una solución de compromiso, que permite el ejercicio del mando a ciudadanos, que si bien cumplen funciones militares, no son esencialmente militares. El primer curso de formación de Oficiales de Milicia admitió a 150 postulantes, quedando los no seleccionados en espera de cursos a desarrollar regularmente en el futuro.   

Respecto a las magnitudes se puede señalar que las FANB totalizan unos 115.000 efectivos, más otros 8000 de reserva. Las MB tendrían unos 125.000 enrolados en la actualidad, con el objetivo de alcanzar 500.000 a fin de 2011 y 1.000.000 en 2012. Esta meta es posible considerando que hay unos 11.680.000 ciudadanos venezolanos aptos para el servicio militar. El enrolamiento es ahora obligatorio desde los 18 hasta los 60 años, si bien no hay límite de edad máxima para incorporarse a la Milicia Territorial. Esta previsto organizar unos 1217 Batallones, de los cuales el Area Metropolitana de Caracas cuenta con 22 que se incrementaran hasta alcanzar 60.  

Para el reclutamiento y organización de estas unidades, se utiliza como centro de actividades, a la "parroquia" que es la menor unidad político-territorial constitutiva del municipio. Venezuela tiene 2570 parroquias en los 335 municipios de los 23 Estados (Provincias) y el Area Metropolitana.  

Si bien la magnitud de efectivos considerada es enorme, el presidente Chávez expresó desde un primer momento que no todos los milicianos deberán portar armas y que la movilización en sus puestos de paz era igualmente necesaria. El miliciano "movilizado" en esa condición estaría obligado a cumplir sus tareas en su lugar de trabajo ajeno a la legislación que ampara los derechos del trabajador, en lo referido a horarios, feriados o condiciones laborales, por lo menos, mientras dure la movilización. Asimismo, es evidente que tan solo las necesidades de armamento, vestuario y equipo individual, además de los recursos necesarios para instrucción y adiestramiento, excederían las posibilidades económicas del país y producirían efectos no deseados en todos los sectores en el corto plazo.  

El despliegue territorial de la MB se extiende dentro de cada una de las 6 Regiones Estratégicas de Defensa Integral (REDI) (Oriental, Los Llanos, Central, Occidental, Guyana, Marítima Insular) y por lo tanto los Agrupamientos (elementos de mayor magnitud de la MB) estarán subordinado operativamente al Comandante de la misma, quien a su vez depende del CEO. Es conveniente explicar que la REDI es un espacio de características geoestratégicas, sobre la base de la concepción estratégica defensiva nacional para planificar, conducir y ejecutar operaciones de Defensa Integral. La REDI se subdivide en Zonas Operativas de Defensa Integral (ZODI), cuyos límites coinciden con uno o más Estados y estas en Areas de Defensa Integral (ADI), coincidentes con uno o más municipios. Se observa una precisa duplicación de las jurisdicciones territoriales de las MB respecto a las FANB en todos los niveles de conducción, lo que es fundamental para el apoyo mutuo y demuestra previsiones para el accionar coordinado con las autoridades civiles.  

Se aprecia que las MB no alcanzaran el nivel de eficacia mínimo requerido antes de cumplirse el mediano plazo, lo que requerirá un esfuerzo permanente y sostenido de las autoridades civiles y militares en todos los niveles. Las FANB tendrán la responsabilidad "estructurante" fundamental y casi exclusiva durante esta etapa fundacional. El empleo de unidades de MB en las inundaciones acontecidas a fines de 2010 ha permitido evaluar correctamente los niveles de eficiencia alcanzados y revelado aspectos que deben ser mejorados respecto a planeamiento, medios asignados y fortalecimiento de la disciplina.    

Fuentes:

Decreto Nro. 8096 Reforma de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas.      

"The Military Balance 2010" International Institute for Strategic Studies.

www.milicias.mil.ve . Consultado 6/4/11

www.alopresidente.gov.ve . Consultado 6/4/11