Publicado por: La Prensa (La Paz - Bolivia)

Presión: Los maestros tachan de enemigo al ejecutivo de la COB, Pedro Montes; también piden la destitución del ministro de Gobierno, Sacha Llorenti. Frente a ello, el Gobierno afirma que el paro es parcial y que sólo en las ciudades troncales se acata la medida de presión.

El paro general e indefinido en demanda del incremento salarial del 12 por ciento, mayor al ofrecido por el Gobierno, fue fuerte y se sintió en las principales capitales del país. El Ejecutivo, en respuesta a la presión, emitió el Decreto 514, que deroga el veto sindical que aplica magisterio nacional para la designación de cargos jerárquicos.

Este paranoma se da a pesar del acuerdo suscrito en Panduro (La Paz) entre la Central Obrera Boliviana (COB), a la cabeza de su ejecutivo, Pedro Montes, y el Gobierno. El entendimiento indicaba que los trabajadores levantarían las medidas de presión a cambio de un incremento salarial del 5 por ciento con la fórmula inversamente proporcional y una jubilación a los 58 años, y en caso de los mineros, a los 56, e incluso a los 51.

La Federación del Magisterio Urbano y los trabajadores fabriles rechazaron la propuesta y radicalizaron sus medidas de presión con la marcha desde Lahuachaca (La Paz), a la cabeza de su lider, José Luis Álvarez. A la protesta se fueron sumando maestros de diferentes departamentos, trabajadores fabriles y la Central Obrera Departamental (COD) de Oruro y La Paz.

En La Paz, el anterior viernes, el magisterio, en un ampliado nacional, determinó ingresar en un paro general e indefinido que comenzó ayer, que fue sentido en la ciudad de La Paz, El Alto, Chuquisaca y Trinidad y parcialmente en los demás departamentos, aunque éstos anunciaron radicalizar sus medidas desde hoy.

Un informe de la Federación del Magisterio confirmó ayer que más del 80 por ciento de las unidades educativas fiscales y hasta de convenio paralizaron sus actividades en La Paz.

Por su parte, el viceministro de Educación Regular, Iván Villa, minimizó la movilización y aseguró que sólo se acatan en algunas ciudades del país. "De acuerdo al informe de los directores departamentales de Educación, estamos observando que sólo el área urbana acata el paro del magisterio. En La Paz, el 27 por ciento acata el paro; en Oruro, el 80 por ciento; en Beni, el 95 por ciento; en Pando, el 3 por ciento; en Cochabamba, el 5 por ciento, y en Chuquisaca y Potosí, el 100 por ciento.

A partir de ayer por la tarde, el paro también se realizó en la capital cruceña, así lo manifestó el ejecutivo de los maestros de Santa Cruz, Millán Ribera. "Habrá marchas y movilizaciones para reforzar nuestra protesta".

Los maestros de Chuquisaca también acataron el paro general. "No levantaremos nuestra medida hasta que el Gobierno atienda nuestro pliego petitorio", expresó su dirigente, Mario Calderón a la ANF.

Los maestros de Cochabamba y de Tarija también anunciaron que se sumaron desde ayer al paro general.

En ese sentido, ayer por la noche, el presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, emitió el decreto que deroga el veto sindical. "En el fondo es un veto político que limitaba que los maestros de base puedan acceder de manera directa y en base a la propia capacidad, a ejercer la dirección en un distrito, regional, escuela o colegio o a tener el cargo de la dirección".

El segundo Mandatario explicó que la derogatoria acaba con los mecanismos de chantaje y libra a los maestros de ser obligados a asistir a marchas y movilizaciones que perjudican a la educación.

En ese sentido, el profesor José Luis Álvarez afirmó que cuando escucharon ese decreto, los maestros que estaban junto a él comenzaron a reír. "Con ello, García Linera busca liquidar el escalafón del magisterio. Pero este veto que nosotros tenemos es moral".

La marcha

La caminata del magisterio urbano descendió ayer desde las 07.00 de la ex tranca de Senkata, pasó por la Ceja de El Alto, donde una pequeña marcha de padres de familia los agredió verbalmente, pero no impidió el paso de la multitud, es más, ahí se incorporó otro grupo de maestros, quienes se acercaron para alcanzarles fruta para saciar el hambre de los marchistas.

Cerca de las 11.00, los maestros llegaron a la puerta del Cementerio General, donde otro grupo de profesores urbanos los esperaba. Con ellos la multitud creció a más de 3.000 trabajadores.

El mitin ingresó al centro de la ciudad, al mediodía, varias calles fueron paralizadas al tráfico vehicular. Bajó hasta el Obelisco, donde dieron la vuelta para subir a la plaza San Francisco, frente al edificio fabril, donde instalaron un cabildo.

Duró más de una hora, donde el magisterio ratificó el paro general e indefinido; declaró "enemigo" al ejecutivo de la COB por traicionar a la clase asalariada; pidió la destitución del ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, por su política represora, y exigió un incremento salarial del 12 por ciento.

La dirigente del magisterio urbano, Wilma Plata, quien era la maestra de ceremonias del cabildo, puso énfasis en que continuarán con las movilizaciones hasta que el Gobierno entienda que el 5 por ciento es una miseria.

"Rechazamos el acuerdo firmado por el traidor y enemigo de los trabajadores Pedro Montes y exigimos su inmediata destitución de la COB, también exigimos la renuncia de Sacha Llorenti del Ministerio de Gobierno, quien es igual al ‘Zorro' (Carlos Sánchez Berzaín, ex ministro de Gobierno y Defensa, en el último Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada)".

José Luis Álvarez también aseguró que Montes es un "sinvergüenza, vendido al Gobierno" y que no debe estar más al frente de la ente matriz.

"Todos los sectores han cuestionado su cargo, por eso, de manera urgente, (Montes) debe llamar a un congreso nacional, para que podamos elegir a los representantes de la clase obrera", destacó el dirigente.

El Viceministro de Educación Regular también amenazó con el descuento. "Día no trabajado es día no pagado". Ante esa amenaza, Álvarez aseguró que "el Gobierno está implementando la misma política neoliberal que antes aplicaba el ministro (Enrique) Ipiña y Tito Hoz de Vila, pero no nos dejaremos. Lucharemos por nuestras reivindicaciones". Al referirse a la posible declaratoria de la profesión libre, dijo que su sector no permitirá este extremo.

Para el magisterio, el veto sindical es un veto moral de cada maestro.

Al mediodía de ayer, más de 3.000 maestros paralizaron el centro paceño.

Fabriles dan un plazo a Evo

La Federación de Fabriles de La Paz levantó ayer sus medidas de presión, en demanda del incremento salarial del 12% y dio plazo al Gobierno hasta el próximo lunes para atender su pliego petitorio.

Los fabriles ingresaron hace dos semanas en estado de emergencia porque el Gobierno dijo que el incremento salarial era del 5 por ciento. Iniciaron varios piquetes de huelga de hambre, pero el Ejecutivo no retrocedió en su posición sobre el salario.

Wilson Mamani, secretario ejecutivo de los fabriles paceños, declaró a la ABI que, a petición de sus compañeros del interior del país, harán un cuarto intermedio en las medidas asumidas, como la huelga de hambre y las movilizaciones. "La Federación de Fabriles está dando un plazo perentorio hasta el lunes al Gobierno central y si no somos convocados, el martes estaríamos iniciando las medidas de presión hasta las últimas consecuencias".

En esa línea, informó que la dirigencia fabril coordinará con todos los sectores sociales que están en movilización para masificar las medidas de presión.

También ratificó su posición respecto de la dirigencia de la Central Obrera Boliviana, que lo calificó como "vendido al Gobierno".

Cronología de la marcha del magisterio urbano

El magisterio urbano comenzó la marcha con la Central Obrera Boliviana (COB) desde Caracollo (Oruro).

En Panduro (La Paz), la COB firmó un acuerdo con el Gobierno, que fue desconocido por el magisterio y los fabriles.

La marcha del magisterio urbano comenzó en la localidad de Lahuachaca, donde 300 maestros reanudaron la caminata.

Cuando la caminata llegó a la región de Patacamaya, la masa de trabajadores alcanzó a más de 1.200 obreros.

El centro paceño colapsó ayer con la llegada de maestros urbanos de Potosí, Oruro, también del magisterio rural y de convenio.

Además se instaló la huelga de hambre en la Federación del Magisterio Urbano. Se anunciaron radicalizaciones en las medidas.

Opinión

El veto sindical no va a afectar al magisterio, porque éste es para aquellos que no acatan las disposiciones de la Central Obrera Boliviana (COB) de las asambleas generales del magisterio; de la Confederación; de los consejos consultivos, entre otros. Las personas que pasan a la comisión de disciplina sindical y ésta tiene 20 días para citarlos y juzgarlos, no es inmediatamente como señala el viceprsidente (Álvaro García linera) Es un tribunal que se elije en Congreso del magisterio. Hace dos años un congreso eligió al tribunal de cinco personas, ellos llaman el maestro y de acuerdo a su apelación lo vetan.

Froilán Plata / dirigente del magisterio urbano paceño

Era una sancion moral antes que material o institucional es un veto en el que se los tipifica como parasitos (a los maestros) que no luchan y se benefican de la lucha. Al interior del Gobierno, es justificar a la gran mayoría de sus ministros porque son ministros que se han aprovechado del pueblo, el magisterio paceño ha luchado toda la época neoliberal contra los gobiernos de derecha. En ese sentido el Gobierno cree que con esa medida la huelga se romperia, el vicepresidente sigue teniendo esa mentalidad de aprendiz de guerrillero que cree que la gente se mueve por unos cuantos conspiradores.

José luis Álvarez / dirigente del magisterio urbano paceño

No hay que confundir el trabajo sindical y la actividad sindical si lo vetan a alguien que ha incumplido con los estatutos del sindicato. El veto deriva en que el maestro no podrá postularse a cargos o tiene otro tipo de sanciones que el sindicato lo establece. ¿Quien califica la ascendencia sindical?. A partir de ello surge una pugna y un manejo de ascendencia sindical del magisterio para postularse a un cargo o a una compulsa, es decir que ya no valía el componente de la calidad del profesional, ni los méritos que tenga, sino sólo la resolución con el que se lo eliminaba del concurso a un maestro que no hacía sus medidas.

Roberto Aguilar / Ministro de Educación

http://www.laprensa.com.bo/noticias/18-05-10/noticias.php?nota=18_05_10_socd1.php