Publicado por: El Mundo (Santa Cruz - Bolivia)

Pregúntenle a un hombre cómo le gustaría que fuera el sexo o qué es para él ser buena en la cama y les dirá que "diario". Sirva el chiste para mostrar que, para ellos, el sexo siempre es bueno mientras sea mucho. Pero profundizando un poquito más y tenemos la opinión de varios sexólogos y a numerosos hombres que valoren los comportamientos en la cama (y en el baño o en el sofá del salón) que les resultan especialmente excitantes a la hora de hacer el amor. Como resultado, se descubre que hay 6 tipos de actividades sexuales que de verdad les vuelven locos y que pueden hacerte aprender como ser buena en la cama dependiendo del estilo. Y ya que la teoría no sirve de nada si luego no se lleva a la práctica les damos algunos consejitos muy útiles para cada una de estas variedades sexuales.

Sexo salvaje
Es decir, el sexo más primitivo y animal, ése que hace que se despierten los vecinos del piso de al lado, asusta a las mascotas de la casa y hace vibrar el cabecero de la cama. A los hombres les encanta este tipo de sexo, especialmente después de haberse portado como niños buenos (por ejemplo: si tuviste que cenar con algunos amigos y tu pareja ni siquiera pudo tomarte de la mano porque se quedó calladito en el otro extremo de la mesa). Una vez en casa, se suelta la melena y el ruido de sus cuerpos rozándose, sus respiraciones (cada vez más agitadas), las gotas de sudor que resbalan espalda abajo sacan a la luz el Tarzán que lleva dentro.

Cuanto más apasionados y descontrolados sean sus gestos (dentro de un orden, por supuesto) más intensas serán todas las sensaciones en el sexo.

Sexo sensual
Cualquier escena erótica-romántica de una película (no hace falta que sea porno) es suficiente para que las zonas erógenas de tu pareja se activen de inmediato. Y si no, haz una encuesta entre los varones que conoces. ¿Cuántos han soñado con hacer el amor toda la noche después de ver "Nueve semanas y media"? ¿Y cuántos han querido pasar más de nueve horas y media jugando a los masajes corporales, derritiendo cubitos de hielo sobre la piel caliente de su pareja y lamiendo chocolate por su pecho? Prácticamente todos. Y, por cierto, unas vacaciones relajantes con baños de sales, sauna y una calita tranquila conseguirán que tu pareja se muestre mucho más activo en materia sexual y quizás piense que ser buena en la cama no es sólo lo más importante, también fuera de ella!!. Cualquier estímulo exterior (el sonido del agua, la arena caliente, el olor a mar) despertarán sus sentidos porque todas esas sensaciones exteriores aumentarán el placer provocado por lo que estás haciendo con su pene. 
 
Ofrécele sexo
Los hombres están programados para conquistar, y ver que te rindes ante él y sus encantos es algo que le pone a cien, especialmente después de un duro día de trabajo intelectual. "La visión de mi novia con su camisa abierta, enseñándome el sujetador, y las piernas separadas es mucho más excitante que la mejor película porno de la historia -confiesa Pedro, de 29 años-. De esa forma, me está indicando que yo soy el único que tiene las llaves para acceder a su tesoro." 
 
Sexo prohibido
Los lugares públicos, el uso de algún juguete erótico, poner en práctica alguna fantasía morbosilla... Hay muchas opciones para conseguir que la adrenalina corra por las venas de tu chico con el sexo prohibido. La razón es tan sencilla como que hacer algo fuera de lo habitual da morbo. "El año pasado, mi novia me metió en el cuarto de baño de su oficina durante la fiesta de Navidad de su empresa. Cerró la puerta, se subió la falda, se agarró a mi cuello, rodeó mi cintura con sus piernas y el resto... ya os lo podéis imaginar. Me temblaban las rodillas por todo: por el peso, por el miedo a que alguien nos pillara y porque jamás la había visto así de transgresora.", dice Manuel, de 30 años. Ser buena en la cama muchas veces depende de condicionantes externos como el sexo prohibido. 
 
Sexo espontÁneo
A veces, ellos quieren tomarse su tiempo en abrazarte y disfrutar del sexo durante horas, pero otras veces, lo que quieren es disfrutar y punto. Y más si llegan cansados del trabajo. Lo que quieren es sexo fácil: sin preludios, ni juegos, ni caricias. El máximo placer en el mínimo tiempo posible. Por eso, los rapiditos son ideales para los varones estresados. 
 
Sexo dominatrix
Si tu pareja es quien siempre ha tomado la iniciativa en los últimos meses, nada le excitará más que el hecho de ver que ahora eres tú quien dice cuándo, cómo y hasta dónde. La idea de que tú dirijas la situación les excita pero además, les sube el ego

TIPS PARA SER BUENA AMANTE
-100% SEXO: A los hombres les encantaría que estuvieses igual de predispuesta a tener relaciones. Eso de que al principio eres muy fogosa y cuando la relación se consolida "cada vez tienes menos ganas de hacerlo" eso no te ayudará para nada. Convéncete, el sexo impregna el cuerpo, la mente y la vida de cualquier hombre.

-LOS HOMBRES QUIEREN VER EL CUERPO DE LA MUJER: Ellos no se fijan tanto en el volumen de tus muslos, tu celulitis o tus estrías. Una de las cosas que más le motiva a un hombre es ver a su amante "su cuerpo moviéndose, sus gestos, su pecho... aunque sea con luz tenue". "De verdad, hacer el amor con la luz apagada es muy poco motivante, porque casi daría igual con quién estuvieras".

-NO SÓLO EXISTE LA CAMA: La rutina acaba con todo niña, compréndelo! Hay que variar respecto al lugar. Ellos siempre están dispuestos y les encantaría que alguna vez les sorprendieras haciéndolo en un lugar prohibido o, al menos, diferente.

-¡A TOMAR LA INICIATIVA CHICAS!: Según los hombres es la clave de la amante perfecta. Todos dicen estar cansados de ser siempre ellos quienes inician la relación sexual.
Además, no les gustan las típicas mujeres frías y paradas en la cama, que se quedan quietas y rígidas esperando que ellos lo hagan todo...

-HABLA DE SEXO: Es muy excitante decirle lo que te gustaría hacer con él, o qué te gustaría que él te hiciera. A los hombres también les encanta que las mujeres digan cosas fuertes en la cama. También guiarle cómo te gustaría que te tocara o cosas así.

-PRACTÍCALE SEXO ORAL: No hay hombre que no se vuelva loco por una relación y, sin embargo, muchas mujeres siguen siendo reacias al sexo oral o lo practican sólo si están enamoradas.
Ya lo sabes, olvídate de los prejuicios y empieza a pensar en su pene como en cualquier otra parte de su cuerpo, susceptible de ser tocada, besada y chupada.

-SEDUCIR: A todo hombre le encanta que la mujer se arregle para seducirle. Pero no se trata sólo de usar lencería o ropa sexy, sino de ser sexys y eróticas, de insinuarles que lo deseas, de pedirles guerra. ¡Sé una tigresa con él!

-ACARÍCIALO: No se trata sólo de meterles mano, que también lo reclaman, sino de que les acariciemos antes, durante y después de hacer el amor. Las caricias tienen que ser recíprocas, no hay nada mejor para un hombre que sentir que a su pareja le gusta tocarle, esto no sólo les hace sentir queridos sino también deseados y seguros.

-EL SUEÑO DE DESPUÉS: Que ellos se queden medio dormidos después de hacer el amor no significa que no nos quieran. Se trata de una cuestión puramente fisiológica, ya que tras la eyaculación, los testículos segregan una sustancia que induce al sueño. Así que si tu pareja te pide descansar, compréndelo!

http://www.elmundo.com.bo/socialesnewII.asp?codsol=16975&edicion=18/10/2009